Instrumentación y monitoreo de estructuras

Esperar a que una estructura (un puente, un edificio, un monumento) presente daños visibles para actuar, puede ser demasiado tarde. Del buen estado de estas estructuras dependen no solamente nuestra inversión, sino también la actividad económica, la preservación de invaluables monumentos históricos e incluso la vida de las personas.

Es necesario conocer a tiempo los cambios en esa estabilidad, para en caso de cambios poder tomar acciones oportunas y suficientes para corregirlas y regresar a esa estabilidad.

Tradicionalmente se han utilizado diferentes métodos para intentar medir las deformaciones, hundimientos o cambios en la respuesta a diferentes agentes, como el paso de vehículos en un puente, los efectos del viento, terremotos, cambios de temperatura, corrosión entre otros, comunes a todas ellas.

Muchas veces estas estructuras se encuentran en lugares alejados (como los puentes en medio de una carretera que atraviesa una zona montañosa) o interfieren con el uso de la estructura (tal es el caso de edificios), además de que afecta la estética (inadmisible en monumentos históricos).

Esto lleva a soluciones temporales, donde realmente no se pueden recoger suficientes datos para conocer a fondo los cambios en el comportamiento estructural.

Ventajas de la fibra óptica

Utilizando la tecnología basada en el uso de fibra óptica de Eurorva-OSMOS, única en México, se puede obtener un monitoreo continuo de una estructura, 24 horas diarias, los 365 días del año, pudiendo medir deformaciones tan pequeñas como un micrómetro (una milésima de milímetro o 10-6 m).

Esta cantidad de datos permite hacer un análisis estadístico para analizar respuestas de largo plazo (respuesta a los cambios de temperatura a lo largo del año) o un periodo corto de tiempo como el paso de un vehículo por un puente, pudiendo incluso detectar el número de ejes y el peso de este.

Monitoreo remoto

Pero no basta solamente tomar una gran cantidad de datos, se necesitan tener disponibles para su procesamiento y análisis. Es por esto que los sensores de Eurorva-OSMOS están conectados a una estación de monitoreo que a su vez está conectada a internet.

Esto permite disponer de los datos a voluntad, incluso en tiempo real. El sistema se puede configurar de modo que si el comportamiento de la estructura excede ciertos parámetros prestablecidos, se envía una alerta a través de internet avisando de una contingencia.

A la estación se pueden conectar otros sensores convencionales, como acelerómetros, termómetros, anemómetros entre otros.

Catálogo Eurorva-Osmos